Los «dettati di spagnolo»: un desafío para los estudiantes extranjeros

    

 Durante mi experiencia de enseñanza como «collaboratrice linguistica» en dos universidades italianas he podido apreciar que los «dettati di spagnolo» son un ejercicio habitual en el ámbito académico.

Los «dettati di spagnolo» pueden ser un instrumento sumamente valioso para determinar el nivel lingüístico alcanzado por el alumno, sin embargo cuando éstos se realizan durante un examen, pueden convertirse en una fuente de preocupación y nerviosismo.

Al inicio de los cursos muchos estudiantes creen que repitiendo de memoria las reglas de acentuación y demás reglas ortográficas unos días antes del examen resolverán el problema fácilmente. No obstante, llegado el momento, se dan cuenta de que el dictado es, en realidad, un fenómeno mucho más complejo de lo que pensaban, en el que es necesario coordinar en pocos segundos todo lo que han aprendido.

Para los «dettati di spagnolo» no basta con saber las reglas ortográficas sino que hay que ponerlas en acción con entusiasmo y determinación, considerando algunos aspectos que pueden estar influyendo en nuestro desempeño.

Presta atención a las siguientes recomendaciones y compáralas con la forma en que te preparas habitualmente para hacer un dictado.

  • Aprende a separar en sílabas. Tú has estudiado las reglas de acentuación, es verdad, pero ¿cómo haces para colocar las tildes según estas reglas si nunca has comprendido verdaderamente cómo separar en sílabas? ¿Cuál sería la última sílaba, cuál la penúltima o la antepenúltima?

  • Aprende a pronunciar correctamente. Si aprendes a reproducir los fonemas del español en modo correcto podrás reconocer algunos de éstos cuando los escuches durante un dictado de boca de tu profesor.

  • Amplía tu vocabulario. Mientras dictan es más fácil segmentar del continuo discursivo palabras que ya conoces, saber por ejemplo que es «la locomotora» y no «lalocomotora».

  • Entrena tu mente para los dictados. Los «dettati di spagnolo» se transforman en una destreza a fuerza de repetición. Después de unos cuantos dictados las estructuras sintácticas y las palabras comienzan a repetirse y las reglas ortográficas se automatizan en la escritura.

  • Trata de comprender lo que te están dictando. Ya sabes que existen algunas palabras homófonas, es decir que se pronuncian igual pero se escriben distinto y tienen distinto significado. El entender el tema del dictado te ayudará a decidir correctamente el modo de escritura.

  • Haz un seguimiento de errores. No dejes tus dictados de clases o tus exámenes reprobados abandonados, sácales provecho. Anota en una libreta todos los errores que has cometido hasta ahora. Te darás cuenta de que algunos de éstos se repiten una y otra vez.

Espero que este breve texto te ayude a identificar qué aspecto estás descuidando para hacer un buen dictado. Cuéntame si alguna vez has tenido (o tienes actualmente) dificultades en los dictados de español y de qué tipo. ¿Qué es lo que más te preocupa de éstos? Yo misma estaré respondiendo a tus preguntas.

Gracias,
María

Anuncios

Acerca de dettatidispagnolo1

dictados
Esta entrada fue publicada en Dictados. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s